Biblia es el nombre afectivo que le he dado a este cuaderno a modo de cuaderno de artista. Tras varios años de trabajo sobre él, en sus hojas se encuentran objetos que en algún momento han despertado mi interés emocional o estéticamente hablando. Algunos son el resultado de un feliz encuentro casual, otros surgen de un proceso de trabajo más o menos elaborado.

Recuerdos de un momento caduco que ya no lo es tanto, reflejo de lo efímero de nuestras circunstancias.

Poner de relieve aquellas cosas de nuestro alrededor que pasan desapercibidas pero tienen una extraña belleza.

Otras secciones de obra gráfica...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.